Todos no son iguales: precintos y etiquetas para jamones ibéricos

Cada loncha de jamón ibérico cuenta una historia. Una historia que trasmite una tradición artesanal y un saber hacer de generación en generación para ofrecer un bocado tan único como saludable.

Las producciones de ibéricos están en un gran momento. Gozan de reconocimiento y prestigio a nivel nacional e internacional. Por su parte, las perspectivas de mercado son buenas, el consumo nacional es estable, la cabaña ganadera va en aumento, y las condiciones zoosanitarias y fitosanitarias son excelentes.

Asimismo, la internacionalización es una de las prioridades del sector, con crecientes exportaciones a la UE (Francia, Alemania y Reino Unido sobre todo), MéxicoEEUU y sudeste asiático (ChinaTaiwán o Japón, entre otros).

Estuche y funda jamón Señero Cuyar

En Empacke cumplimos la norma de calidad   

El Real Decreto 4/2014, de 10 de enero, aprobó la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico. Su finalidad es ofrecer al consumidor toda la información posible sobre la calidad y origen certificado de los jamones ibéricos existentes en el mercado, así como las máximas garantías de calidad.

El equipo de Empacke posee una gran experiencia en la creación del packaging de productos de alimentación: estuches, vitolas, marchamos y etiquetas para jamones ibéricos y otros productos. Nuestros diseños se adaptan a la normativa legal vigente de etiquetado para el jamón ibérico. Y por supuesto, nuestros clientes disponen del asesoramiento experto sobre su inclusión en los etiquetados.

Clasificación etiquetas para jamones ibéricos

Precintos para jamones ibéricos

El precinto, garantía de que se trata de un jamón o paleta ibéricos, debe informar del tipo de producto (jamón o paleta), la alimentación que ha tenido el animal (bellota, cebo de campo o cebo), la raza del ejemplar y por último debe hacer referencia a la norma de calidad (R.D. 4/2014).

  • El precinto negro: es del jamón de bellota 100% ibérico. Un precinto que certifica que la madre y el padre del cerdo en cuestión son 100% de raza ibérica inscritos en el libro genealógico; y que el animal, en su etapa de engorde, se alimentó de bellotas y otros recursos naturales de la dehesa.
  • El precinto rojo: es el del jamón de bellota ibérico, que procede de animales del 75% de raza ibérica o de animales del 50% raza ibérica y que en su etapa de engorde se alimentaron con bellotas y otros recursos.
  • El precinto verde: identifica al jamón de cebo de campo y puede proceder de ejemplares del 100% ibéricos o 75% o 50% raza ibérica alimentados en su etapa de engorde con piensos de cereales y leguminosas y con hierbas del campo.
  • El precinto blanco: identifica al jamón de cebo ibérico, y puede proceder de ejemplares del 100% ibéricos o 75% o 50% raza ibérica, alimentados en granjas a base de piensos de cereales y leguminosas.

Vitolas o etiquetas para jamones ibéricos

Para completar la información del producto ibérico, este precinto se complementa con etiquetado de la pieza, que coloca el elaborador o comercializador del producto debe ser absolutamente coherente con el precinto. Las etiquetas para jamones ibéricos y demás productos deben hacer referencia:

  • Al tipo de producto: jamón, paleta, caña de lomo o lomo embuchado o lomo en el caso de los productos elaborados; o el nombre de la pieza, para productos frescos procedentes del despiece de la canal.
  • A la alimentación y manejo del animal: en este caso los ibéricos pueden ser de bellota; cuando el cerdo del que procede se haya alimentado en su fase de engorde exclusivamente de bellota, hierba y otros recursos naturales de la dehesa, de cebo de campo; cuando el cerdo se haya alimentado con pienso y demás recursos de la dehesa o del campo, en explotaciones tanto intensivas como extensivas al aire libre pudiendo tener parte cubierta, o de cebo; cerdos alimentados sólo con piensos y en explotaciones intensivas.
  • Al % racial del cerdo: 100% ibérico se limita a aquellas piezas procedentes de animales con un 100% de pureza genética de la raza ibérica, cualidad que debe mencionarse en la etiqueta como parte de la denominación de venta. En el caso del rojo, verde o blanco, se debe incluir que porcentaje genético correspondiente a la raza porcina ibérica (50% o 75%). En la etiqueta esta indicación deberá aparecer muy próxima a la denominación de venta, utilizando 7 un tamaño de letra de, al menos, el 75% de la altura de la denominación de venta.
  • Por último la etiqueta debe incluir el nombre del organismo independiente de control o su acrónimo, en referencia a la empresa certificadora que garantiza su calidad tras haber realizado un seguimiento desde el nacimiento del cerdo del que procede hasta que el producto se pone a la venta.
Loncheados Cuyar

Otras especificaciones de las etiquetas para jamones ibéricos

Por otra parte, se reservan o prohíben en el etiquetado algunos términos, imágenes y símbolos. Por ejemplo:

  • “Pata negra”: este término queda reservado exclusivamente a la denominación de venta “de bellota 100% ibérico”.
  • “Dehesa” o “montanera”: estos términos quedan reservados exclusivamente a la designación “de bellota”.
  • Términos, imágenes o símbolos reservados: en el etiquetado y publicidad de los productos, quedan reservados exclusivamente a la designación “de bellota” los nombres, logotipos, imágenes, símbolos, o menciones facultativas que evoquen o hagan alusión a algún aspecto relacionado o referido con la bellota o la dehesa.
  • Términos prohibidos: queda prohibida la utilización incompleta de la denominación de venta, la adición a la misma de términos diferentes o el uso aislado de alguno de los términos que la componen, excepto el tipo de producto.

Deja un comentario