Monodosis aceite de oliva Capricho Andaluz

Apuesta por los envases monodosis de aceite de oliva para bares y restaurantes

Como productor, ¿has pensado en aumentar tus ventas en hostelería, restauración y servicios de catering? ¿Quieres garantizar que tu excelente aceite de oliva llega al consumidor con todas sus propiedades? ¿Pretendes mejorar la imagen de tu producto, denominación de origen protegida o marca? Entonces deberías plantearte envasar en formato monodosis tu aceite de oliva para el canal HORECA, con un atractivo diseño acorde a la filosofía de tu empresa. En Empacke sabemos cómo hacerlo.

En enero de 2014, entró en vigor el Real Decreto 895/2013 sobre la presentación de los aceites de oliva en hostelería. El cumplimiento de dicha normativa obliga a todos los establecimientos hosteleros a presentar en las salas los aceites de oliva a sus clientes debidamente etiquetados y en envases con tapón antirrellenado o en formato monodosis.

De esta forma, se garantiza que el producto se corresponde con el etiquetado en el envase; así como que las propiedades organolépticas de los aceites de oliva y su calidad llegarán intactas al consumidor.

Presenta tu aceite de oliva, tu oro verde, en envases monodosis, etiquetados, con un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización e impida su rellenado una vez agotado su contenido original.

Original de prensa monodosis de aceite de oliva Capricho Andaluz sabores

Capricho Andaluz, un caso de éxito internacional

Empacke ha diseñado las tarrinas monodosis de Aceite de Oliva Virgen Extra para Capricho Andaluz. Un caso más de éxito a nivel internacional de nuestro equipo creativo y de diseño. Esta entidad fue pionera en lanzar al mercado este tipo de envases, lo que le reportó el reconocimiento como empresa innovadora en la famosa feria de la alimentación de París, SIAL, y el Primer Premio Eureka al productor más innovador, en Gran Bretaña.

Sin duda, “la creación del formato unidosis ha supuesto un acierto comercial muy importante, al ser una apuesta práctica e innovadora que ha gozado de una gran acogida por parte de la distribución y los consumidores finales”, en palabras de la propia empresa oleícola.

Tal y como afirma Capricho Andaluz, este sistema ofrece múltiples ventajas. “La tarrina monodosis aporta al consumidor todas las garantías de estar consumiendo un producto de calidad. El envase es personal, lo que permite comprobar siempre el tipo de aceituna, acidez, fecha de consumo preferente, etc., del aceite que se está consumiendo”.

Asimismo, “aporta innumerables ventajas al ramo de la hostelería y grandes consumidores. A la vez que se ofrece mayor calidad al cliente, se puede controlar de modo más eficaz el aceite que se consume. La tarrina unidosis permite dar un servicio más rápido, más limpio y más económico”. Por lo tanto, queda claro que para Capricho Andaluz todo son ventajas.

¿Necesitas más argumentos para encargarnos el diseño de tus envases monodosis de aceite de oliva y que tu marca se beneficie de todas estas ventajas?

“De la rama nació un olivo,
del olivo un manjar
que te sirvo en tu mesa
para degustar”. 

 

Por supuesto, correctamente etiquetado en envases con tapón antirrellenado o monodosis 🙂

Monodosis aceite de oliva virgen extra Castillo Andaluz

Monodosis de aceite de oliva, una estrategia para exportar

En España se produce casi la mitad del aceite de oliva de todo el mundo. En nuestro país, su consumo alcanza una alta madurez, con un consumo per cápita aproximado de 12 litros por habitante al año. Sin embargo, el consumo a nivel de restauración se podría mejorar, tanto en cocina como en sala. Además de evitar el fraude, el uso de monodosis o envases con tapón antirrellenable es una garantía para el consumidor y una mejora en la calidad de este producto.

Asimismo, debemos considerar que la hostelería es, en muchos casos, el único contacto de los turistas con nuestro exquisito aceite de oliva. Por eso, que los visitantes extranjeros descubran un producto de calidad, bien presentado, puede beneficiar a tu empresa oleícola de cara a incrementar sus exportaciones.

Monodosis aceite de oliva virgen extra Borges

Expositores, bolsas, bandejas… y todo lo que puedas imaginar

Asimismo, desde Empacke ofrecemos soluciones integrales para todo tipo de envases, ingeniadas a su vez para facilitar el transporte, el almacenaje y una atractiva presentación de cara al público.

De este modo, estas tarrinas monodosis de aceite de oliva se pueden presentar en distintos envases secundarios que satisfagan las necesidades de cada cliente: bandejas con un número determinado de unidades (10, 12…), sets combinados, cubos, bolsas, vistosos expositores que albergan varias cantidades de unidades (25, 50, 100,168…), cajas…

Por otro lado, siguiendo la misma línea que para el aceite de oliva, son muchos los restauradores que ofrecen dosis personales envasadas individualmente de otros productos. Por ejemplo, sets de desayuno de sobrasada, paté, manteca colorá, crema de york, crema de jamón curado…

Mientras que los productores que han apostado por esta vía de negocio han descubierto grandes oportunidades para incrementar sus ventas, otros se han anquilosado en el siglo pasado, sin adaptar su producto a las nuevas necesidades y exigencias del mercado.

¿Tu empresa, tu marca y tus productos dónde se posicionan?, ¿con cuál de ellos los identificas? Si estás pensando en rediseñar o crear nuevos envases para tus productos, deja que te asesoremos. Ponte en manos de auténticos profesionales con más de veinte años de experiencia en el sector. Contacta con nosotros para más información.

Original prensa colección Desayuno Castillo Andaluz

¿Peeerdona? Una campaña de concienciación para consumidores y restauradores

Hasta hace un mes escaso, ha estado vigente la campaña informativa ¿Peeerdona? puesta en marcha por la Interprofesional del Aceite de Oliva Español. Protagonizada por la actriz Rossy de Palma, el cocinero Diego Guerrero y el periodista gastronómico Mikel Iturriaga, ha obtenido 11 premios en el Festival Europeo de la Publicidad y el Humor, el Smile Festival.

La finalidad de esta campaña, con presencia en televisión, salas de cine y redes sociales, ha sido concienciar a consumidores y restauradores de la importancia del cumplimiento de la normativa, eso sí, en clave de humor.

Con ella se ha pretendido sensibilizar a todos los eslabones de la cadena, desde el productor hasta el consumidor final, para terminar con el uso de aceiteras, botellas rellenables o ensaladas ya aliñadas en bares y restaurantes. Los establecimientos que siguen sirviendo de este modo el aceite de oliva, nuestra joya gastronómica, además de incumplir la ley:

  • No garantizan la calidad del producto que se consume.
  • La procedencia del aceite que ofrecen es desconocida.
  • No informan a sus clientes de qué variedad de aceite se trata.
  • No proporcionan datos objetivos y reales de la producción, fecha de consumo preferente o envasado.

Peeerdona, ¿te gustaría ver los spots de la campaña? ¡Aquí los tienes!



Dejar un comentario